Tienes que ver Everything sucks!

everything sucks

Boring, Oregón, 1996. Parece que fue ayer pero han pasado más de veinte años (ahora te sientes más mayor, lo siento). Tres amigos empiezan el instituto y a riesgo de ser una serie en la que los novatos son los clásicos pringados, va Netflix y te descoloca con tres personajes carismáticos y nada victimizados. Sí, les falta curtirse, pero ni de lejos son el grupo de típico grupo de chavales desarmados que el resto de series nos tienen acostumbradas. +1, Netflix.

Por otro lado tenemos a la hija del director. Sorpresa, no es la chunga, la pija ni la popular. Es… ¡Tachán! La friki. Sí, como oyes -lees-. Y no solo tiene que darnos esa pequeña sorpresa con matices de cambio de línea argumental, sino que el despertar sexual de Everything sucks! se centra básicamente en ella. ¿Qué puede ser para que una revista de lesbianas y bisexuales escriba sobre la serie? Adivina.

Sin lugar a dudas lo que más destacaría de la serie es la profundidad y la variedad de los personajes. Desde los más jóvenes e inexperto, a los más cool y experimentados. Eh, pero no te lo pierdas, lo cool en Boring es ser miembro del club de teatro. Es fascinante.

He de confesar que al principio me pareció estar viendo una versión romántica de Stranger Things a la que luego la asocié con Fucking Amal versión 2.0. A día de hoy sigo pensando que es la versión moderna de la película que me sacó del armario, de hecho he estado investigando y parece ser que los guionistas se basaron en la historia de la película sueca para representar lo que significaba salir del armario en los 90. Vamos, que como tengas un poco de cultura LGBT, esta serie es para ti una joyita. Y no, no es una copia de Stranger Things -ni lo pretende-. Me ha sorprendido para bien.

Le he cogido cariño a cada uno de los personajes. Solo le pido a la Virgen de Netflix (dime el nombre si sabes cuál es) que la plataforma no haga de las suyas con las series que me gustan y que no la cancelen, por favor.

También te puede interesar

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.