¿Somos lo que comemos?

¿Somos lo que comemos?

Es obvio que una buena alimentación, sana y equilibrada será una mejora para nuestro cuerpo. Esa máquina que nos tiene que durar unos buenos años y en un estado de la mejor calidad.

Pero también como Entrenadora Personal tengo que añadir que también somos lo que entrenamos, un buen entrenamiento hace una figura esbelta o atlética, una figura fibrada o fuerte y robusta.

Por eso siempre digo que las pequeñas cosas con calidad y pasión hacen las cosas grandes.

Así que sí!!! Somos lo que comemos.

Come sano para alimentar nuestro cuerpo, este se compone de millones de células que cada una a su vez ponen en marcha nuestra maquinaria y nutren desde nuestra vista hasta nuestro último pensamiento.

Estoy convencida de que la mayoría de personas no son conscientes de algunos “venenos” que toman, ya que incluso lo dan a sus hijos de corta edad. Otras, lo intuyen, pero no quieren pensarlo, simplemente les gusta y lo toman. Otro sector lo consumen por imitación, ya que lo ven por todas partes. A lo mejor no es su alimento favorito, pero eso es lo que hay que tomar,  y…¡lo hace todo el mundo!

Me estoy refiriendo, sobre todo, a las bebidas azucaradasrefrescos, alcohol​ y algunos tipos de snacks comerciales.

Ante todo eso, yo me pregunto ¿Por qué nos dejamos manipular de esa manera? ¿Por qué nos creemos más un anuncio de televisión que a un médico naturista (entre otros) que nos aconseja comer sano y nos advierte del peligro de consumir ese tipo de alimentos?

Ahora bien, en el tema de la alimentación es algo diferente, ya que poca gente piensa que tomando la bebida ​tal o pascual pueda estar perjudicando su salud, y en realidad sí lo está haciendo. Claro está que nadie se muere por comer mal de vez en cuando. Pero me refiero a las personas que lo toman como hábito de vida.

Y hasta aquí mis pequeños consejos para mantenernos saludables y a la vez disfrutar de nosotras mismas​.

Recordad que QUERER ES PODER y no me sirve ninguna excusa, porque al fin y al cabo las excusas no son más que eso…

Físicamente estamos construidos por millones de células, para sobrevivir cada una debe de alimentarse; la salud de estas estructuras depende de la recepción de los nutrientes que necesitan para funcionar.

La sangre transporta estos nutrientes a las células y absorbe los productos de desecho. La sangre recibe estos nutrientes de los alimentos que ingerimos recogiéndolos principalmente de las paredes intestinales. La sangre se limpia de los productos de desecho que recoge de las células por medio del hígado y de los pulmones.

El punto más importante de recordar es que la sangre es neutral en el sistema de transporte, si comes alimentos que son tóxicos, la sangre recogerá esas toxinas y las llevará a las células tal y como si fueran nutrientes. Si existe alguna deficiencia en los alimentos que comemos la sangre simplemente llega a las puertas de la célula con las manos vacías.

Así que lo que comes determina lo que la sangre transporta a las células ya sea toxinas ó nutrientes, es por ésto que para fortalecer todos nuestros órganos y sistemas es necesario saber qué nutrientes necesitan las células y qué toxinas u otras sustancias no necesitan. Por lo tanto hay que incluir en nuestra dieta los nutrientes necesarios para la salud de todos nuestros sistemas y excluir los dañinos.​

​Para cualquier información o duda enviad un email a [email protected] o [email protected]

Sara Home – www.trainingsarahome.com

More from Redacción MagLes

El 2016 será el año de la visibilidad Bisexual

El 2016 será el año de la visibilidad Bisexual El pasado fin...
Read More