La Vida de Adèle, ¿Cómo reaccionan las lesbianas?

La Vida de Adele

Cómo reaccionan las lesbianas al sexo de La vida de Adèle

Desde su paso triunfal por el Festival de Cannes, las intensas escenas de sexo de La vida de Adèle, sobre todo la primera que dura alrededor de 10 minutos, fueron lo más comentado de la película protagonizada por Léa Seydoux y Adèle Exarchopoulos.

La controversia sobre el sexo empezó no sólo por su realismo y duración, que despertó asombro y entusiasmo en el certamen, sino por las críticas de la autora del cómic El azul es un color cálido en el que se basa el film.

Julie Maroh desdeñó la inequívoca mirada heterosexual masculina del director Abdelatiff Kechiche en una representación del sexo lésbico quirúrgica y brutal, exuberante y fría, pornográfica.

Tras unas cuantas semanas de su estreno en varios países, ¿qué nos parece realmente a las lesbianas el sexo que aparece en La vida de Adèle?

La revista Posture, una publicación de arte y cultura queer de Nueva York, quiso conocer la respuesta y así sentó a varias lesbianas que no habían visto la película para que opinasen sobre la polémica escena. Aunque algunas afirmaron que les pareció sexy, también expresaron sus reservas.

«Al principio pensé que era excitante, pero después fue algo ridículo porque cambiaban de postura cada diez segundos», «creo que en general es un poco aburrida, es bastante obvio que son dos actrices heteros las que están interpretando a dos lesbianas y que les pagan por ello», por otro lado, a algunas el annilingus les pareció demasiado y a otras poco convincente.

¿A ti qué te parece? ¿Te gustó el sexo lésbico explícito de Adèle? ¿Es para tanto la polémica?

 

Vídeo La Vida de Adèle, ¿Cómo reaccionan las lesbianas?:

More from Redacción MagLes

Tu culo duro en tres meses

Tu culo duro en tres meses. SaraHome te lo pone fácil: Culo,...
Read More

10 Comments

  • Buenas tardes…la verdad no entiendo ingles… =( y no pude ver la pelicula todavia… me gustaria verla y asi poder hacer mi comentario… gracias… =)

  • La verdad es que desde mi postura como lesbiana, me aburre mortalmente todos los comentarios que se están haciendo, tomando siempre la referencia que es desde el punto de vista de las ”lesbianas”. Para empezar, es una pelicula, está claro que las dos actrices están desarrollando la escena porque les pagan por ello, es su profesión intentar hacer de una ficción algo que parezca realista o creible, una pelicula al fin y al cabo es eso, narrar de manera audiovisual un hecho, real o no, siendo conscientes nosotros de ello… Si buscamos que sea real, ellas lesbianas y que el sexo sea como el que nosotras nos esperamos sería porno amateur…Hasta donde yo se, creo no haber visto ninguna pelicula de lesbianas, protagonizada por actrices lesbianas, y he visto unas cuantas (L word no cuenta)Las escenas de sexo, criticables o no, son eso, escenas de sexo, no siempre tiene que ser el sexo tal y como nos lo imaginamos, ni como se supone que dos personas del mismo sexo deberían hacerlo, hay miles y millones de matices y cada uno, pertenezca al género sexual que pertenezca, elige como vivirlo.. (muchas personas han criticado lo de los cachetes en el culo demasiado continuados, es verdad que es un poco como… basta ya, pero hay gente a la que le gusta, de hecho a mi me han dado alguno en algún momento y me ha gustado así que…yo ni mu..)Yo sinceramente creo que se debería ver la pelicula como lo que es, una historía de despertar sexual, de amor y dolor y ruptura.Yo no esperaba ver una pelicula que representase mi vida y sin embargo pude sentirme reflejada en muchos momentos de la pelicula porque creo que si algo bueno tiene es que habla de sentimientos universales y para eso no hace falta ser homosexual, sino ser humano.La pelicula dura 3 horas y nadie habla de otras escenas bastante duras a mi parecer como la de la discusión o la de la cafeteria casí al final, con una carga emocional super bestia, solo se habla del sexo. Es una pena, porque creo que para hacer una buena critica de la pelicula habría que hablar en términos generales y no solo de 10 min.Para cerrar este parrafote interminable :), decir que a mi la pelicula me parece una de las mejores en cuanto a representación lesbica y o romántica, es real, cruda, sin artificios, las actrices se comen la pantalla, sobre todo Adelé. El director hace que nos metamos en la historia como si fueramos unos ”voyeurs” cualquiera, con esos planos… En fin, para mí… un peliculón.

    • De peliculón nada, no es más que una basura pornográfica plagada de tópicos facilones sobre homosexualidad con un guión naïf e inocentón en exceso que camufla sus carencias bajo toneladas de sexo explícito innecesario y planos de “visión masculina” absolutamente injustificados y que te recuerdan desde las primeras escenas que esta película de lesbianas “huele a polla” por los cuatro costados (lo que viene a decir que se nota a legua que está dirigida por un hombre). No me extraña nada que las actrices esté tan furiosas con el director; el montaje final de esas escenas de sexo roza el ridículo.
      Me acuerdo de Fucking Amal, de Lukas Moodyson, que con una película inocente sobre lesbianas, y que dura la mitad de tiempo, logra transmitir bastante más de lo que logra Adele en tres larguisimas horas.

  • Me gustó….me gustó como la cámara hace que te metas en su melena revuelta y su coleta despeinada de una manera tan íntima que casi puedes oler su pelo. Me gustó el detalle….como se recrea en los pequeños detallesque aon, al finnal, los que hacen las cosas grandes. La escena de sexo?…demasiado larga par mi gusto. Creo que me hubiera gustado más , sinen lugarbde tres horas, hubiera durado dos. Se hace pelín larga, pero me pareció una bonita forma de mostrar a adele y sus sentimientos….
    Abrazos a todas

  • He escuchado a las lesbianas del video y tengo que decir….What’s your fucking problem guys!? Las escenas de sexo son tan calientes como cualquiera de todas nosotras podemos ser y/o hacer.Es que hacen el amor y no follan? .Pienso que hay demasiados perjuicios y complejos en estas lesbianas extranjeras,que no son capaces de soltarse ante escenas tan hot como las que aparecen en La Vida de Adele.Para mi gusto y mi modo de verlo,la película se sale de la sensiblería a la que nos tienen acostumbradas en la mayoría de películas y series les,en las cuales siempre parece que el sexo tiene que ser aséptico y rodeado de un halo de perfección ,sexo de orgasmos exactos y sin fluidos,donde correrse es más una metáfora de poesía que una necesidad fisiológica natural cuando estas con la persona que te gusta y/o amas.Nada mas lejos de la realidad!.Me asustan estas lesbianas de mente cerrada,hipocritas ,que no son capaces de decir bien alto lo cachondas que se han puesto con Adele.
    Esta película me ha transportado a la vida misma,al día a día tal y como es,a las emociones vividas como todos las sentimos,ese momento de enamorarnos,ese momento de equivocarnos,ese momento de no saber hacia donde vamos…me ha sofocado en cada escena.Las 3 horas de película desde luego han incluido mucha paja,pero igual,esta era necesaria para seguir mostrando esa realidad espantosa,trágica y a la vez hermosa que había que mostrar,no es despreciable ni un solo segundo del film.Adele me ha trasladado a otro tiempo,me ha recordado mis primeros amores,el miedo del descubrimiento de tu yo,tus deseos y pasiones.El miedo del rechazo de una sociedad cuando aún eres una niña.Me ha fusionado en la piel de las dos actrices…me ha recordado una historia propia,el amor,el engaño,la imposibilidad de olvidar aunque se termine perdonando…Adele sobre todo Adele ha sido un regalo para los ojos y para el alma,es adorable verla y de hecho se la busca cuando no está.Esa cámara corta,distancia que se teme,ella lo ha transformado todo en algo sencillo,auténtico,mostrando cómo reaccionamos y sentimos como arriesgamos y como nos equivocamos…con todo su destello, el destello de la Vida.

    • ¡¿Que no te das cuenta que eso solo hace que se corra el riesgo a que la sociedad acepte a las lesbianas cada vez menos!?

  • Todavia no pasaron la pelicula cerca donde vivo pero debo decir que si dicen que es pornografica, la pelicula no ayuda en nada a que no se les prejuzgue a las lesbianas. Si, la pelicula da un mal ejemplo a la sociedad de como supuestamente son las relaciones intimas lesbicas, y HACE QUEDAR A LAS LESBIANAS COMO UNAS PROMISCUAS, cosa que creo ya se habia dejado de creer este estereotipo. ESTOY HARTAAAAAA QUE HAGAN PELICULAS Y SERIES DE LESBIANAS PINTANDOLAS DE PUTAS, Y ESTOY MUY PREOCUPADA POR ESO!. Todas las lesbianas que dicen que les gusta cuando las pintan asi son una porqueria y ellas deben ser de las mas atrevidas, infieles…entonces, matense.

  • Buscando críticas sobre la película he llegado a esta web. Ha sido una gratificante sorpresa leer los comentarios de Yolanda, Mónica y el resto. El arte, el cine es una expresión, y como tal, comunica con los recursos de que dispone. El contexto antes, durante y tras la creación condiciona su desarrollo y por tanto nunca es igual a nada, ni lo debe pretender. Joder, esta película no es una fotocopia, es una contundente mensaje lleno de vida. Exuda sensualidad, amor, dolor y rabia. Creo que es mucho decir para como está el cine. Y que alguien reduzca su discurso a la veracidad o no de las escenas de sexo….simplemente me parece miope; además de una discriminación. Tratar a las lesbianas o a los heterosexuales, como alguien diferente me da pena y risa. Porque, si beben, duermen, trabajan, sufren y respiran como cualquiera, seguro que follan como el resto. Evidentemente hay matices que diferencian a cada persona, independientemente de su condición sexual. Porque tener una sensibilidad determinada te hace especial, pero no distinto; vamos como cada rama de árbol.
    Bastantes trabas pone la convención social, como para que además algunas lesbianas quieran ser aceptadas desde su censura.
    Que viva el cine, la pluralidad y la libertad de expresión.

  • Muchas lesbianas estamos muy hartas y muy indignadas de escuchar tantas alabanzas absurdas sobre esta película. Nuestra indignación no es una mera “pataleta” ni mucho menos el producto de una militancia fanática, como muchos creen, sino la lógica reacción ante alguien que descaradamente quiere aprovecharse y tomarnos el pelo. Si alguien quiere hacer porno, que lo haga, pero que no lo justifique haciendo ver que defiende algo o a alguien y sobre todo que se atreva a llamarlo por su nombre y a no disfrazarlo de otra cosa. Además creo que el poder de la sugerencia es mucho más importante que lo explícito y fácil, y creo que esta película, además, oculta sus carencias bajo toneladas de sexo explícito completamente injustificado. Está claro que a los hombres heterosexuales el tema lésbico les encanta y les atrae muchísimo, pero se les ve mucho el plumero para que luego lo nieguen con tanta hipocresía… Lo que ha rodado Kechiche no es arte, es simplemente pornografía para canalizar sus propias fantasías y disfrazarlas a través de tres horas de “pasión”, “filosofía de los cuerpos” y “sensibilidad”, y si algo me molesta especialmente en esta vida es que traten de venderme una moto falsa o que quieran hacerme comulgar con ruedas de molino.

    El cuadro del tipo que se excita viendo sexo entre dos mujeres es tan antiguo como el mundo, y “La vida de Adèle” no hace sino alimentar la fantasía de la que se nutren las películas porno de toda la vida. No entiendo con qué derecho este director se ha atrevido a utilizar a las lesbianas a través de una película que no es más que una apropiación machista y morbosa de su sexualidad.

    En ningún momento digo que el sexo sobre en una película o que haya que taparlo. El sexo puede ser explícito y necesario en una película, claro que sí, pero cuando se muestra de manera tan evidentemente morbosa, degenerada (con respecto al cómic) y vulgarizada como aquí pues sí, me sobra, porque ver unas tijeras de 10 minutos no creo que me aporte nada al resto del argumento, ni a mí ni a nadie, salvo mera excitación o morbo… eso es lo indignante, que en estas escenas el director está lejos de ser ingenuo o esteta al haberlas rodado, sino morboso. Ni las lesbianas practicamos tan frecuentemente las tijeras (de hecho es una postura poco común y que está más presente en las fantasías heteros que en nuestras prácticas reales) ni desde luego tampoco follamos así la primera vez, como dos actrices porno que ya lo supieran hacer todo. No seamos inocentes, por favor: nuestra indignación radica en el hecho de que la mirada de este director es bastante hipócrita, porque nos quiere vender unas escenas sexuales supuestamente filmadas con realismo, belleza y sensibilidad cuando lo que vemos es pura recreación pornográfica con fines comerciales. El sexo lésbico vende, y eso el director lo sabía y por eso lo ha explotado, por eso todas las justificaciones de estas escenas nos parecen cuentos y engaños bastante perversos. Creo que muchos tíos han visto la peli sólo buscando las escenas porno, es más, esas escenas ya aparecen insertadas desgraciadamente en muchas páginas porno de internet o incluso el vídeo entero de 10 minutos se puede encontrar fácilmente si se quiere ver porno lésbico.

    Cuando una película se estrena, el principal reclamo es necesariamente el director, los actores, la calidad de la misma o la recaudación obtenida en otros países. Nada de eso concurre en el caso de esta película, puesto que todos sabemos muy bien cuál ha sido el reclamo: la temática lésbica y las escenas de sexo, y así lo han aireado en todos los periódicos, artículos y críticas. Afirmar que la importancia o el éxito de “La vida de Adèle” se debe a otros motivos es cuando menos cuestionable, ya que si quitamos el componente lésbico, el principal reclamo, la historia no destaca por nada, no cuenta nada especial. Si sustituimos a una de las chicas por un chico, la película habría pasado completamente desapercibida. Precisamente se ha hablado tanto de ella por ser dos mujeres, prueba a cambiar a una de ellas por un chico a ver qué te queda… pues con una historia de lo más normal y corriente, nada de amor extraordinario. Para ver el ascenso y degradación de una pareja prefiero antes con películas como “Blue valentine” o “Revolutionary Road”, que son mucho más profundas y las interpretaciones de sus protagonistas muchísimo más ricas en matices. De modo que no nos hagamos los suecos.

    Esta película está llena de tópicos machistas y muestra una ignorancia absoluta sobre la realidad homosexual y lésbica, pero claro, como lo que prima y gusta siempre es la carnaza, pues se concede a la audiencia lo que pide, y ya si eso encontraremos argumentos para escudarnos hábilmente en que “son tres horas” y que “se le dedica la misma atención y duración a todas las escenas”, etcétera. Es una ceguera interesada e insoportable. El tema de la justificación a toda costa del sexo explícito es un tema que me parece muy cansino de puro evidente. Es más: creo que forma parte de una corriente pseudoprogresista que confunde tías en pelotas con apertura de mente. Y no me lo trago: una tía desnuda en una peli de autor está tan desnuda como una tía desnuda en una peli de Pajares. De hecho, la actitud del cine de Pajares me parece más honesta…

    Nos ha costado mucho que a las lesbianas se nos respete (y aún nos sigue costando diariamente) para que nos tengamos que ver expuestas de este modo y se nos visibilice sólo para fomentar el mito erótico frente al público mayoritariamente masculino, lo cual además resulta de muy mal gusto y muy frustrante, porque sentimos que es como si al exponer nuestro disgusto nos increparan: “¡Encima que os visibilizamos y de una manera artística además, os quejáis cuando deberíais aplaudir, sois unas histéricas y unas puritanas!”. Es casi como cuando las mujeres se ven “obligadas” a agradecer ese piropo que reciben por la calle sin haberlo pedido. Sinceramente creo que el día que veamos penes en pantalla con la misma frecuencia con que vemos coños y tetas podremos empezar a hablar de igualdad… y hasta que no vea una película de este mismo director que se recree durante diez minutos en dos hombres gays practicando un “justificadísimo” y “bellísimo” sexo anal seguiré pensando que Kechiche es un vulgar onanista y sólo ha buscado plasmar su propia fantasía y la de muchos hombres (es sintomático tanto la Palma de Oro en Cannes como que las mayores alabanzas procedan de críticos masculinos).

    El arte, al menos como yo lo entiendo, y el verdadero talento de un director, está en su capacidad para mostrar algo verídico sin tener que echar mano de los recursos más fáciles, sino sugiriéndolos o al menos no haciéndolos tan absurdamente explícitos. La película habría ganado así en fuerza, poder de sugerencia, universalidad y sobre todo mensaje, sin quedarse en una superficialidad tan vacua y concesiva. Pero claro, sin estas escenas tan provocadoras no habría causado tanto entusiasmo en la crítica, de hecho habria pasado bastante desapercibida. No puedo por ello dejar de pensar que la de Kechiche es una visión muy cosificadora, aprovechada y morbosa sobre las lesbianas y que con el diamante que tenía entre las manos podría haber hecho una obra verdaderamente maravillosa pero se quedó en lo fácil, lo cual me parece muy triste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.