La gente creerá que eres lesbiana por esto

eres lesbiana

Cuando sales del armario hay una reacción tan típica que llega a convertirse en tópico: “Si eres lesbiana es porque…” Como si realmente hubiese una razón, un conjuro, un libro de instrucciones, unas acciones que tu tengas que hacer para que te den el carnet de lesbiana oficial. Es una de las frases más ocurrentes (y no ciertas) de los padres, que suelen desencadenar en discusiones de quién te dejó hacer qué para que terminaras, según ellos, en el lado incorrecto de la carretera.

Y es que “eres lesbiana porque…

…te dejamos jugar al fútbol de pequeña”

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? Pues con el maldito cliché del fútbol pasa lo mismo. ¿Eres lesbiana porque jugabas al futbol o jugabas al futbol porque eres lesbiana? Nunca lo sabremos, de hecho, no tiene nada que ver. Sí, ya sé, los tópicos son tópicos porque hay una mayoría de repeticiones de patrón pero a mí, por ejemplo, ni siquiera me gusta el fútbol.

…solo estabas con chicos”

A ver, a ver, a ver… que yo iba con niñas, pero no eran precisamente mis amigas. Bueno, he venido un poco arriba, pero creo que el prejuicio ese de niñas con niñas y niños con niños está un poco desfasado, ¿no? La compañía no marca tu orientación sexual. Vamos, sólo faltaba.

…te has juntado con gente rara”

Hablando de compañía, cuando sales del armario sueles hacerlo cuando tienes un conocimiento del colectivo bastante amplio. Como apoyo, qué mínimo. Entonces claro, tu familia ve que fulanito es gay, que la chica esa con la que te juntas últimamente te pone ojitos. ¡Oh, Dios mío! ¡Gente del ambiente! La culpa la tiene la pulsera esa del arcoíris que te pusiste el verano pasado, ¡seguro!

…es una moda!

Resulta que no hay nada que “te haga” convertirte en lesbiana. Lo llaman moda cuando en realidad la palabra correcta es visibilidad. “En mis tiempos no había de eso”. Bueno, en tus tiempos sí había pero se escondían. Nada en este mundo te convertirá en lesbiana, pero si lo eres, te ayudará a redescubrirse, liberarte y vivir en plena coherencia con lo que realmente sientes.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.