Hoy se acaba OT, el programa más diverso

hoy se acaba OT

Hoy se acaba OT y con él el programa más inclusivo y diverso que nos hemos encontrado últimamente en la televisión española y, cabe recordar, en la televisión pública. Los 16 concursantes como la dirección de programa, no lo solo han demostrado contentar al público delante de las cámaras, sino que han sido fieles defensores de la igualdad por redes sociales.

Con un equipo humano excelente y, suponemos, una trayectoria de los concursantes basada en el respeto, afianzado por la corta edad y, por ello, una mayor apertura de miras -defiendo que estas son las generaciones del cambio- se ha llevado acabo un concurso digno de alabar. Desde luego, ha sido más que una academia de canto.

Pero, ¡basta de charla! Te dejamos los momentos clave para que este se haya convertido en nuestro concurso favorito.

El beso de Marina y Bast

Quizás uno de los momentos  más importantes donde OT participó de manera irrefutable en la visibilidad LGBT. Marina ya había comentado con los Javis (Javier Calvo y Javier Ambrossi) que tenía novio y que su novio era trans. El día de su posible expulsión, Basta era uno de los que apoyaban a Marina en el plató. En directo, en prime time, nadie pudo tapar el amor que se tienen estos dos jóvenes que, sin saberlo, le han quitado la venda a media España con un beso muy sonado. Fue un gesto muy aplaudido en redes sociales. Lastimosamente, también fue criticado pero, qué queréis que os diga, el ‘a favor’ cobró mucha más fuerza. ¡Esto ya es imparable!

El beso de Agoney y Raoul

Gala 7, mitad de concurso, Agoney y Raoul cantaban Manos Vacías. Dos grandes voces con una gran presencia en el escenario que culminaron un beso. Sí, un beso entre dos hombres en el canal más visto de la noche de los lunes. Desde entonces de habla de Ragoney (Raoul + Agoney) y se rumorea sobre una posible relación. Eso lo vamos a dejar para otro tipo de publicaciones, pero lo que no se puede negar es que esto, años atrás, hubiese sido impensable.

Ana y Miriam representando La vida de Adèle

De este momento ya hemos hablado. En una de las clases de interpretación en la que los concursantes practican cómo sacar diferentes sentimientos al exterior con el fin de que esto les ayude a sentir las canciones, los Javis eligieron a Miriam y Ana Guerra para interpretar una escena de la película La Vida de Àdele. Los profesores catalogaron esta película como “una de las más bonitas que hemos visto” y, como bien sabrás, trata del amor y desamor entre dos mujeres. Bueno, de nuevo, emitido en el 24h por YouTube y con la clase completa colgada en la misma plataforma, dos mujeres interpretando a dos mujeres que se aman -o amaban, porque la escena es dura-.

A partir de 1:29.50

El beso entre Amaia y Anna Castillo

Amaia siempre ha demostrado tener cero prejuicios y eso nos encanta. También en una clase con los Javis, debían improvisar situaciones con el papel asignado. Esta vez también les acompañaba Anna Castillo (La Llamada) y Brays Efe (Paquita Salas). En una de las improvisaciones, Amaia, que actuaba como novia de Cepeda, saluda a Anna y, sin saber muy bien por qué, Anna se lanza sus brazos y a su boca como si no hubiese mañana. ¿La reacción de Amaia? ¡Ninguna! En una situación similar se encontró con Ana Guerra en otra de las improvisaciones diciendo:”Ay, qué guay, Ana. Me apetece besarte, tienes labios gorditos”. ¡Claro que sí, Amaia!

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.