¿Dónde está el punto G?

¿Dónde está el punto G?

El punto G es el equivalente a los billetes de quinientos euros. Todo el mundo dice haber tenido uno en sus manos, pero no hay pruebas fiables. Ya sabes, la gente alardea mucho y, aunque aparentemente seamos superiores a los hombres en la cama, las lesbianas también tenemos ese puntito de mucho ruido y pocas nueces. Suponiendo que existe, ¿dónde está el punto G?

En los Estados Unidos de finales de los años 40, dos ginecólogos llevaron a cabo uno de los grandes descubrimientos del siglo XX: el punto G. Aunque aún hay escépticos que dicen que no existe -claro, y la Tierra es plana- sabemos que se encuentra a unos 3 centímetros de la pared frontal de la vagina. Se comunica con la estructura interna del clítoris y se manifiesta en una zona rugosa que será fácil de encontrar si la mujer está muy excitada. Así como el clítoris se erecta con la excitación, el punto G también aumenta su tamaño. Ya sabes, ¡bien de preliminares para encontrarlo!Cuando lo encuentres, presiona y fricciona. No te obsesiones porque no es tan fácil ni tan rápido como la estimulación del clítoris. Además, el nivel de placer también dependerá de la estructura interna de tu chica (o de la tuya, que masturbarse es muy lícito).

Algunos juguetes pueden ponértelo mucho más fácil. Los dildos o vibradores curvos son ideales para la estimulación del punto G. Su forma es ideal para presionar la zona sin prácticamente ningún esfuerzo. ¿Lo ideal? Investiga tu cuerpo con algún juguete específico hasta asegurarte que lo has encontrado. Tenerlo localizado te ayudará en tus relaciones y en buscar el de tu pareja.Si hoy por hoy sigue dando debate, imagina por lo que habrá pasado desde su descubrimiento hasta ahora. Y sí, estos datos cuentan como Historia.

  • 1940: dos ginecólogos, el alemán Ernst Gräfenberg y el estadounidense Robert Dickinson, estudiando la uretra femenina advirtieron una zona más sensible que se hinchaba durante el orgasmo.
  • 1982: comenzó a denominarse “Punto G” cuando la sexóloga Beverly Whipple lo denominó así en honor a Ernst Gräfenberg. Beverly identificó una zona en la vagina en el que el 90% de las mujeres sentía mayor placer.
  • 2008: Odile Buisson afirmó que en realidad el placer y la sensibilidad de la vagina en esa zona se debe que entra en contacto con las estructuras internas del clítoris sobre todo al presionarlo. Esta sería la razón por la cual esta zona se hincha y es más sensible. El clítoris aumenta su tamaño y se erecta durante la excitación de la mujer.
  • Actualidad: se desmiente el Punto G como tal (no es ningún botón, órgano, ni glándula) pero se confirma que muchas mujeres tienen una zona vaginal más sensible a través de la cual se puede alcanzar un orgasmo vaginal.
More from Sam Martinez

Petting, la conocida práctica que te pondrá a 100

  Por: Samara Martinez Periodista y escritora | @Sam_PrietovaEl sexo es progresivo, o...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Celina Koekenbier .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Hetzner Online.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.