Cómo dejar de ser lesbiana

¿Te imaginas un anuncio con esta promesa? Eso tuvieron que soportar lesbianas, bisexuales y homosexuales durante una larga época. La cura venía de la mano de algunos psicólogos y psiquiatras, comprometidos en devolver esas sexualidades “desviadas” a la normalidad sexual y afectiva. Aun hoy, hay profesionales de la salud mental que defienden que es posible “curarnos”.
Por: Begoña Merino
Periodista y blogger | www.begonamerino.comEs el provocativo título del libro del psicólogo Joseph Nicolosi. Este especialista en psicología clínica considera que la homosexualidad masculina está causada por una relación anormal entre un padre y su hijo. Su fórmula para reconvertirte de homosexual a heterosexual pasa por hacer deporte, evitar todo lo que gusta a los homosexuales (el arte, la ópera y la cocina), evitar la amistad de capillita con mujeres, pasar todo el tiempo posible con machotes para aprender a imitar sus gestos, formas de andar, hablar, etc., ir a misa, participar en un grupo de terapia, flirtear con mujeres, salir y tener sexo con ellas, casarse (con una mujer) y tener hijos.

Así de fácil.
La periodista californiana Lynn Duff salió del armario a los 14 años, sólo para encontrarse con que su madre, incapaz de aceptar que su hija era lesbiana, decidía ingresarla a la fuerza en un centro psiquiátrico. Se le diagnosticó un «trastorno de identidad de género» y la sanidad pública pagó su tratamiento, que incluyó terapia de choque, terapia de aversión, psicofármacos, hipnosis y asesoría de cómo tenía que vestir y maquillarse. Lynn consiguió escaparse del centro después de unas semanas ingresada, y acabó denunciando a su madre y al centro.Hasta mediados del siglo pasado, aún se hizo pasar por el quirófano a los pacientes “enfermos de homosexualidad”. Los tratamientos incluían la extirpación del útero, de los ovarios, la ablación del clítoris, la castración, la vasectomía y la lobotomía. Toma ya.La fe en la química también ha propiciado probar distintos tratamientos con fármacos para curar a gais y lesbianas. Tratamientos hormonales, estimulantes sexuales o depresores sexuales. Pero también hubo sitio para terapias como el electrochoque, terapias de grupo en la que los pacientes compartían sus pesares, hipnosis y por supuesto, sentarte en un diván a que te psicoanalizaran.Siguiendo el modelo de Alcohólicos Anónimos, Homosexuales anónimos se define como una “organización internacional dedicada a satisfacer las necesidades de recuperación de hombres y mujeres que luchan contra una atracción no querida hacia el mismo sexo”. Con eso queda dicho todo.

More from Redacción MagLes

Galone entrevista a la impresionante Ruby Rose

Galone entrevista a la impresionante Ruby Rose La verdad es que si...
Read More