¿Apostar por el colectivo LGTBI+ como nueva estrategia política?

política lgbti+

Nuestro país está pasando por una situación “algo inestable”, y la verdad, no podemos decir que sea reciente, sino todo lo contrario, lleva acumulándose desde hace ya años. Con la aparición de nuevos partidos como Podemos o Ciudadanos, mostrándonos que puede haber un mundo totalmente diferente, se ha empujado a los veteranos a ponerse más las pilas año tras año. Si analizamos el escenario político actual , veremos que en tan solo un par de años la popularidad de cada partido ha cambiado bastante, y es que ya casi nadie vota a un partido porque se haya leído su estatutos, sino que simplemente votamos aquél partido que nos enamore.

Por estas razones, cada vez somos menos conscientes de las verdades de cada partido, y nos dejamos influir más por una campaña que nos guste por sus componentes, por su acciones… y allí es donde nosotros entramos en juego.

Todos quieren ofrecernos algo nuevo, demostrar que no se han quedado en el pasado, y sobretodo que su mensaje llegue a todos. Hay muchas formas de hacerlo, como carpas, mítines, apoyando a diferentes colectivos, o proponiendo leyes nuevas bastante llamativas , por ejemplo la apuesta por modificar los libros de texto de educación primaria y secundaria para que recojan la diversidad de géneros y modelos de familia, o que la transexualidad deje de considerarse una patología.

Y es que ¿Por qué debemos votar a alguien que no nos representa, verdad?

Todos sabemos que el colectivo LGTBI+ ha crecido y desde luego que esta situación no pilla a nadie desprevenido. La mayoría de los partidos parecen dar a este colectivo todo su apoyo y nos lo muestran en diferentes manifestaciones, dando voz a aquellos que se sienten identificados , o hasta llevando su carroza al PRIDE como es el caso del Partido Popular, Podemos, Ciudadanos, Esquerra Republicana o Unión Progreso y Democracia, hecho que sin lugar a dudas gana la simpatía de muchos votantes (que siguen la misma ideología o una parecida obviamente).

Entonces, volviendo al principio… ¿Es solo una cuestión para ganar votos lgbti+, o para representarnos de verdad, a todos?

Seguramente, ésta sea una de esas preguntas sin respuesta, y es cierto, ya que aunque fuese una estrategia para ganarse la confianza y votos de más personas, nunca nadie va a admitir que es todo un truco , una falsa esperanza para ganarse la simpatía de los ciudadanos.

¿Tú que opinas? ¿Es una simple estrategia, o empezamos a tener un apoyo que es real?

¡Déjanos un mensajito aquí abajo!

También te puede interesar

More from Daria Gapitch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.