Alba, ¿quieres casarte conmigo?

Ir paseando por las Ramblas de Barcelona y que tu pareja quiera que un pintor te retrate y que, en vez de dibujar tu rostro en el lienzo, te pida que te cases con ella son cosas que no pasan todos los días y que realmente emocionan…

La espectación y los aplausos de la gente de la calle, las lágrimas y abrazos de emoción de los que te quieren, los ojos brillantes de tu prometida, un paseo en limusina por la gran ciudad, una noche de hotel y un sinfín de sorpresas más además de un vídeo que guarde ese recuerdo para siempre, son cosas que no se pagan ni con todo el oro del mundo…

[pro_ad_display_adzone id=”13924″]

No es necesario pasar 72 años de relación con tu pareja para saber que es la persona que estabas buscando. Esa media naranja que reduce tus defectos y te potencia todas y cada una de las virtudes. Esa persona que te ilumina en cada despertar y es capaz de pintarte los días grises regalándote su mejor sonrisa… A veces, como les ha pasado a ellas, a Adriana y a Alba, basta con clavar sus miradas en la otra y escuchar sus corazones. Hablamos de un amor sincero, auténtico, respetuoso, bonito y que se cuida a diario. En definitiva, un amor que te nimietiza los problemas, un amor que suma constantemente.

beso prometidas ramblas barcelona     beso prometidas ramblas barcelona 2

Así que chicas, id pensando en el modelito porque… ¡¡¡nos vamos de boda!!!

 

Vídeo: Gaby Reyes

Fotos: Beli Klein