¿Y EL ANILLO PA’ CUÁNDO?

Lo prometido es deuda. En el último artículo, en el que hablamos de los pasos a seguir para la organización de una boda, os comenté que daría ideas originales para una pedida de mano inolvidable, así que atentas, porque alguna de estas propuestas puede ser la vuestra.

En la playa:

¿Que me caso? Voy a ponerme mona.

Escribe “su nombre y cásate conmigo” en letras gigantes en la arena. Queda con ella en el paseo que bordea la playa. Haz que se apoye en la barandilla y pueda leerlo. Mientras lo hace, arrodíllate y pídele que se case contigo. No olvides tener a algún cómplice para que capte el momento en video o fotos.

En París:

Firewoooooorks

Reserva dos billetes de avión a París sin que ella lo sepa.  Un sábado cualquiera, una ida y vuelta en el día si el anillo que has comprado te ha dejado sin blanca. Solo dile que tenéis que ir al aeropuerto. Allí puedes decirle que tienes una sorpresa para ella y vendarle los ojos para que no adivine el destino. Debes reservar con antelación un transfer que os lleve directamente a la Torre Eiffel. Allí, justo allí, en el momento en que estéis observando ese marco incomparable, arrodíllate y pídele que se case contigo. Asegúrate de que algún turista pueda hacer la foto del momento, sería genial.

En avioneta:

Imagina estar en la playa con tu chica, tomando el sol, y que una de esas avionetas que anuncia algo pase por encima vuestro con un cartel que diga “su nombre y cásate conmigo” , ¡no me digas que no sería alucinante! Por supuesto, que no falte el anillo y la foto de la cara de sorpresa, porque puede ser brutal.

Con velitas de noche:

Sopladlas después, a ver si vamos a tener un disgusto.

Si piensas en una pedida cual “Romeo y Julieta” esta es una buena idea. Si tu chica vive en un piso, y dispone de suficiente espacio o jardín delante de la fachada apunta: espera a que oscurezca, escribe con velitas “cásate conmigo” o si quieres hacerlo más corto “marry me” . Sube al piso y haz que se asome al balcón. Arrodíllate cuando esté alucinando con el momento y pídele que se case contigo con el anillo en la mano.  No olvides a tu cómplice para captar el momento en foto o video.

Si te decides por alguna de ellas, captas el momento y lo cuelgas en redes, ¡no olvides etiquetarme! Así sabré que las ideas os han gustado.

Os animo a que formuléis preguntas o podáis sugerir temas a tratar. Además, podréis consultarnos de forma privada a través de correo electrónico o redes sociales.

Keep calm girls, I’m your Wedding Planner.

También te puede interesar

¡Deja tu comentario!