Sandra Barneda, Flavia Company y Elvira Sastre: escritoras y lesbianas

escritoras lesbianas
sirenas horizontal

No puedo negar que creo firmemente en que la homosexualidad es un punto a favor a la hora de pensar en dedicarte al arte. Y no, no se trata de pensar en que las lesbianas tenemos un talento innato por el hecho de ser lesbianas, sino porque tenemos algo que contar: respiramos al margen (sí, tradicionalmente marginadas) de una sociedad erróneamente calificada como homogénea. Ellos escribiéndoles versos a ellas, ellas enamoradas de los versos de ellos. Nosotras viendo a la mujer desde un mismo cuerpo, taladrando letras desde nuestra mira, alejada, sola, con eco.

Si me preguntas, te diré que Safo, así, haciendo memoria, es quien primero viene a la mente. Originaria de Lesbos, poetisa que escribía al amor por amor, que tenía largas conversaciones con Afrodita debidas a su profunda espiritualidad y que amó, no a todas pero sí sin medida, a sus discípulas. Y de esta tradición literaria, la del verso cargado de verdad, como una daga, del pecho de una mujer a otra, aterriza clavando el filo, Elvira Sastre.

Antes de hacer las descripciones más literarias que puedo sacarme de la manga al teclado, tengo que admitir que gracias a Sastre ha habido un interés desmedido por la poesía los últimos años. Publica a gente joven y la gente joven lo leerá. En este bucle de Kindles con libros pseudo eróticos, fanfics, y posts de Facebook, el libro editado cobra un sentido especial; Sastre ha sabido dárselo.

Desde Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo hasta Aquella orilla nuestra, pasando por Baluarte (que no tengo el placer de haber leído), Elvira se ha hecho un nombre dentro de la poesía española contemporánea. Con tan solo 22 años ya prepara su primera novela con Seis Barral.

Flavia Company tiene trece novelas en castellano y siete en catalán, pero he de decir que voy a dejar de menospreciar (¿por qué menospreciamos las cosas breves?) los relatos de su cosecha para hablar de ellos como si fuesen la cumbre de la jerarquización de su obra literaria.

Como sus novelas, también en castellano y catalán, la escritora argentina, que me induce a estar escribiendo esto con acento argentino en mi mente porque la oigo, ha publicado relatos desde 1993 (Viatges Subterranis, El Mèdol) hasta 2015 (Al tea rotllo, Cruïlla) alternando con otros géneros, donde también cabe la poesía y donde también hay hueco para la enseñanza el periodismo y la traducción. Ah, y el mar.

A Sandra Barneda la habrás visto en la tele y, como sabrás, es periodista. Lo que quizás no sepas es que está diplomada por el Colegio de Teatro de Barcelona y que, de (más) joven, iba para modelo.

Reír al viento (2013) fue su primera novela y desde entonces no ha parado. La tierra de las mujeres (2014), Cómo construir una superheroína (2014) y Las hijas del agua (2018) completan, de momento, esa saga protagonizada por mujeres que se empoderan de algún modo y toman las riendas de sus vidas. No solo se ha centrado en la ficción, sino que, siguiendo la estela de sus primeras novelas,  Hablarán de nosotras (2016) relata la vida de mujeres -a través de los pecados capitales- históricas que llegaron al éxito en nuestra sociedad.

También te puede interesar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *