MAGLES DE CINE | La llamada, el film que os llevará al cielo

la llamada

Los Javis (Javier Ambrossi y Javier Calvo), podían haber relatado una historia común en un sitio común para ojos comunes y haberse asegurado un puesto, como mínimo, común en el teatro y cine español. Pero, a veces, la voz que narra necesita estirar la historia hasta la situación menos esperada -y a su vez más identificativa-  para que los ojos comunes se revelen iluminados y dejen de ver para empezar a mirar.

 

Porque quién no ha ido a algún campamento en algún momento de su vida, quién no ha tenido una amiga que es más que una hermana, quién no ha cuestionado el bien o el mal, el deber o el deseo, la devoción o el capricho puntual. Quién no ha esperado que Dios se personase en algún momento para al fin entenderlo todo. Unas cuestiones que a su vez se mascan con la cotidianidad de la adolescencia actual junto con una especie de  anacronía donde los personajes se palpan tan dispares. Mezcla temporal que también se refleja en los estilos musicales que acompañan al film durante su narración. Desde luego, contraste de estilos en todos los aspectos de la película, tal vez una apuesta de los Javis por la diversidad en su sentido más amplio.

La devoción

La llamada nació, según cuentan los creadores, en una barra de bar de Chueca. El boom de la música electro latina, la muerte de Whitney Houston y las ganas que tenía Javier Calvo de narrar una historia de amor lésbico fueron los ingredientes principales para elaborar la obra que finalmente, con más de 300.000 espectadores en cuatro años, ha dado lugar a la película. Devoción, desde luego, por el arte de contar.

Macarena García y Anna Castillo, ambas ganadoras de un Goya por Mejor actriz revelación por Blancanieves en 2012 y por El olivo en 2016 respectivamente, encarnan a María y a Susana, dos adolescentes de 17 años en un campamento religioso de Segovia. Belén Cuesta y Gracia Olayo serán, con hábitos incluídos, quienes intenten enderezar a estas dos jovencitas que sueñan con triunfar en la música cegadas por la más visceral pasión adolescente.

En definitiva, una obra desternillante, ágil e inteligente que te hará entender qué es la fe ciega y cuánto de acierto tienen las acciones movidas por el instinto.

También te puede interesar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *