Los 4 estilos de deseo sexual, descubre el tuyo

Los 4 estilos de deseo sexual

Petra Zebroff, sexóloga canadiense, describe los 4 estilos de deseo sexual. Es evidente que existen diferentes formas de poner nuestra libido en ebullición, porque lo que a ti te pone como una moto, a tu chica puede que no le diga nada. Es importante descubrir cuál es tu tipo de deseo y el de tu -o tus- pareja. Mejorar vuestra conexión sexual será pan comido una vez tengáis claro qué es lo que os pone.

Cómo nos excitamos es un proceso único. A pesar de que a grandes rasgos podemos encontrar elementos en común, la excitación de cada una es exclusiva. Nadie en el mundo se excita como tú y exactamente con todo lo que a ti te pone. De hecho, puede que no sepas todo lo que te enciende. La genética, las hormonas, las experiencias previas y tus propias convicciones toman parte del juego. Al margen, factores externos como el nivel de energía, el estrés y la relación con tu pareja (o pareja sexual), también influyen.

Independientemente de eso, Zebroff aunó cuatro estilos esenciales de deseo sexual para entender una pequeña parte de la excitación humana.

El estilo sensorial

Como su propio nombre indica, la excitación se basa en la estimulación de los sentidos: el olor, el tacto, los sabores… Ya sabes, esas sensaciones que te hacen erizar la piel.

Las cosas que te pondrían a mil serían:

  • Besos y caricias en el cuello o las orejas
  • Encender velas aromáticas, regular la luz, música…
  • Sacar a pasear el bote de nata o el aceite para masajes.

El estilo cognitivo

Este es tu estilo si te excitan desde la mente. ¿Sabías que no hay órgano más sexual que el cerebro? Te excitan las fantasías, recordar experiencias pasadas o, directamente, ver porno.

Sin duda te funcionaría:

  • Que tu pareja te cuente todo lo que le gustaría que le hicieras
  • Juegos sexuales como interpretar un rol distinto
  • Poner en práctica tus fantasías o determinadas escenas que te excitan

El estilo íntimo

Si eres de las que no te excita alguien a no ser que haya un vínculo emocional sólido, este es tu estilo. Necesitas el contacto, la intimidad, la confianza. Solo así despiertas tu lado más salvaje. 

Te pone que:

  • Tu pareja esté cerca durante el proceso de excitación (nada de sexo telefónico, ni virtual)
  • Una progresión paulatina del contacto sexual
  • Las caricias sin una clara intención sexual

El estilo seductor

Con este le damos la vuelta al estilo cognitivo. Lo que realmente te excita es la excitación de tu pareja. Como quien se enamora del amor, tú deseas el propio deseo.

Te pone muchísimo:

  • Decirle a tu pareja lo que te gustaría hacerle 
  • Que tu pareja te diga cuánto te desea
  • Llevar las riendas

¿Cuál de todas estas se acerca más a tu manera de excitarte? 

Recuerda que en el sexo cada persona es un mundo. Una buena comunicación hará que tus relaciones mejoren. Queda terminantemente prohibido entregarte a prácticas que no quieras hacer o situaciones en las que no quieras estar. Todo lo demás, consensuado, está para disfrutarlo.

También te puede interesar

¡Deja tu comentario!