La compatibilidad de pareja según tu horóscopo

compatibilidad de pareja según tu horóscopo

Sabes que la cosa ha llegado a niveles de cuelgue bastante alto cuando descubres cuál es su horóscopo y decides buscar su compatibilidad con el tuyo. Mirar la compatibilidad de pareja según tu horóscopo es algo que todas lo hemos hecho alguna vez y, generalmente, con el mismo resultado. Cuando sale algo positivo: “Ah, lo sabia. ¡Estamos hechas la una para la otra!” Cuando sale algo que no nos gusta tanto: “Bueno, esto es una pseudo ciencia, no es real. Menuda tontería”. Sí, yo también lo he hecho.

Sea como fuere, no podemos negar que tenemos una gran influencia de los astros, ya sea por una creencia colectiva, por la tradición que nos precede o porque realmente -para quien crea fielmente en el horóscopo- tiene un sentido lícito. 

Empecemos por lo básico. Los signos se dividen en cuatro elementos: Fuego, Aire, Tierra y Agua. La combinación entre ambos puede llegar a ser desde idílica hasta completamente desastrosa. Si compartís elemento, tenéis parte del trecho positivo asegurado, ya que los elementos suelen entenderse y potencian sus virtudes.

Fuego y fuego

(Leo, Aries, Sagitario)

El fuego es pura pasión. Imagina a dos fuegos juntas. Las relaciones entre dos fuegos es muy intensa y sumamente apasionada. Se estimulan la una a la otra, avivan la llama tanto individual interna como la de la pareja con bastante facilidad.

Aire y aire

(Libra, Génimis, Acuario)

El aire es libertad. Lo bueno de las parejas de aire es que ambas repitan su espacio, por lo que la confianza se afianza gracias a una completa comunicación. Sin ataduras, sin barreras. Las parejas de aire jamás se aburrirán porque no tienen límites.

Tierra y tierra

(Tauro, Capricornio, Virgo)

Los pies en…¿dónde? En la tierra, claro. Tierra es el elemento más armonioso. Aprecian la estabilidad y hasta la rutina. Su relación será muy honesta, muy leal y con una armonía envidiable.

Agua y agua

(Piscis, Cáncer, Escorpio)

El agua adopta la forma de su continente. Una pareja de agua establecerá una conexión tal, que a veces perderá su individualidad. Serán muy sensibles a los sentimientos de su pareja, por eso deben controlar sus emociones para no perturbar las aguas.

¿Esto significa que el mismo elemento es la combinación perfecta? No, hay combinaciones que pueden superar la de los mismos elementos. ¿Sabes eso de que los polos opuestos se atraen? Pues, efectivamente, se atraen y se complementan.

Fuego y aire

El aire aviva el fuego y el fuego inspira al aire. En estas relaciones, las del fuego y el aire, habrá un equilibrio constante donde el aprendizaje mutuo dejará grandes virtudes a ambos.

Tierra y agua

Como ocurre en la naturaleza, la tierra y el agua son la combinación perfecta. La tierra da al agua la templanza que necesita para calmar sus aguas mientras que el agua aportará esa sensibilidad que calará la rigidez de la tierra.

Y vosotras, ¿sois compatibles?

También te puede interesar

¡Deja tu comentario!