The L Word, ¿volverán?

The L Word, ¿volverán?

¿Volverán?

18 de enero de 2004: Se emite el capítulo piloto de The L Word. Tras hora y media de personajes entrelazados y la aprobación del público se emite el segundo capítulo en Showtime. La serie se renueva para una segunda temporada tan solo con 140 minutos emitidos, convirtiéndola en la serie renovada más rápida de la cadena. Un éxito incuestionable porque, según el elenco, “The L Word era necesario. Lesbianas de todo el mundo al fin tenían un show en el que sentirse identificadas”.

Una serie pionera que pone en escena a Jennifer Beals, ya conocida por Flashdance, interpretando a Bette Porter; Laurel Holloman, como Tina; Leisha Hasley, como la carismática Alice; Katherin Moennig, como Shane (¡Oh, Shane!); Erin Daniels, como Dana, Rachel Shelley, como la multimillonaria Helena; Sarah Sashi como Carmen; Daniela Sea como, finalmente, Max y Mia Kishner, interpretando a Jenny. Por cuestión de agenda, Laurel y Rachel no pudieron acudir a la cita. El resto del elenco disfrutó de una sesión fotográfica previa. La confianza de años atrás parecía intacta. Mia recordaba haber vivido con Leisha durante la primera temporada. Los rodajes eran intensos y se convirtieron en una gran familia.  “Rodar escenas de sexo es mucho más fácil entre mujeres”, resaltaba Sarah. “Nos protegíamos”, comentaba Katherin. Y es que tuvieron 5 años de trabajo para dejar la estela L que a día de hoy todavía se contempla.

Si se propusiese, volverían todas a rodar para Ilene. El equipo es consciente de la visibilización que The L Word aportó al colectivo en su día. “Tendría mucho más sentido ahora”, alegaba Daniela. “Hay tantas historias que podríamos contar en esta serie que lo raro es que no se esté haciendo ya”. De hecho, ayudar a la comunidad es uno de los principales motivos por los que Jennifer Beals telefoneó a Ilene para aceptar el papel.

Para Ilene Chaike, la quinta temporada fue la que marcó el final. No hubo perdón para ella tras la muerte de Dana y en la sexta, tras el asesinato de Jenny, la serie se tornó bajo un halo de muerte que no era digno de las temporadas anteriores. Fuera aparte de esto, la productora ejecutiva se mostró orgullosa de haber marcado a tantas generaciones y haber logrado convertir su proyecto en un icono de amor y libertad para la sociedad.

The L Word está más vivo que nunca. Su última emisión fue el 8 de marzo de 2009. Ocho años más tarde no se olvida. Mira la entrevista entera:

También te puede interesar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *