Fernanda Pinilla, jugadora de la selección chilena, relata lo que es ser lesbiana en Chile

lesbiana

Cuando Fernanda, jugadora de la selección chilena de fútbol, era pequeña, pensaba que ser lesbiana estaba mal. Ella misma lo relata en la entrevista universitaria Palabra Pública. El día a día, el imaginario colectivo de la sociedad la llevaron por un camino sin referentes donde no pudo salir del armario hasta tercero de carrera.

Como vimos en The L Word con Dana Fairbanks, a veces ser una figura pública, una estrella del deporte, y ser homosexual no casan del todo bien para la ideología de algunas empresas o patrocinadores. “No me da miedo que me dejen de invitar a eventos sociales, me importa más poder expresarme tranquila”, explica Fernanda. Y es que Chile aún no contempla el matrimonio homosexual, por ejemplo, aunque sí la unión civil. Sin embargo, no es de los países latinoamericanos con más acogida a la diversidad sexual.

En 2016, la ILGA (Asociación Internacional de Gays y Lesbianas, hizo una encuesta a la población chilena y el 32%, casi un tercio de la población, no considera que las personas del mismo sexo tengan derecho a casarse. Si eso fuese poco, el 20% se sentiría incómodo ante la idea de que uno de sus hijos fuese homosexual y el 13% (no penséis que es poco) considera que ser homosexual debería ser delito. 

“Sí me siento discriminada por el país en el que vivimos. Yo no me puedo casar, no puedo adoptar, no puedo tener hijos simplemente. No están los resguardos para que se pueda generar una pareja, una familia homosexual”, recalca Fernanda, a pesar de no haber recibido discriminación de forma directa y consciente sobre su persona. 

A nuestras seguidoras chilenas: ¿Qué circunstancias habéis tenido que superar dada la legislatura de vuestro país y la ideología de parte de los ciudadanos? Comentad aquí abajo. Estaremos encantadas de leeros

También te puede interesar

¡Deja tu comentario!