El mensaje feminista de ‘Lo Malo’

feminista lo malo
sirenas horizontal

La propuesta de Brisa Fenoy para Ana Guerra y Aitana de OT, compositora e interprete gaditana, adaptó un tema de Morgan y Simms y lo convirtió en un temazo bailable, actual y necesario. El mensaje feminista de Lo Malo recae en el papel de la mujer intérprete y las voces que representa. Básicamente, ha sido despuntar el hilo de un tapiz construido bajo el estado conforme de la mujer que asiente y asume. “No salgas”, “no vayas así”, “no, no ,no”. Porque las mujeres no eligen, no se quejan, no aspiran. Viven por y para, o al menos ese es el hedor que se respira en la sociedad con letras tan potentes como “Y no deberías haberme tentado, te gusta jugar. Si no quieres flamenquito, no toques las palmas. A lo mejor es muy tarde para echarte atrás”, de Alejandro Sanz y Jessie & Joy, o “Quiero una mujer bien bonita callada que no me diga nada”, de Kevin Roldán. Brisa no está de acuerdo, así que le da una vueltita de tuerca al asunto. ¿Analizamos la letra?

Voy a salir

No más fingir

No más servir

La noche es pa mí, no es de otro

Que si se pretende que las mujeres nos quedemos tristes y encerradas en casa haciendo gala de una supuesta debilidad, no podríais estar más equivocados. ¿Poner buena cara y contentar? Ah, no. Primero nosotras.

Te voy a colgar

Ya no hay vuelta atrás

Si me llamas no respondo

Creo que esto va a la típica expareja que te llama cuarenta y tres veces hasta que le coges por aburrimiento supremo. Pero vamos, la letra no podía ser más clara: Si me llamas no repondo. Punto. Decisión mía, respétala.

Tira porque te toca a ti perder

Que aquí ya se perdió tu ‘game’

Tiro porque me toca a mí otra vez

Solo con perderte ya gané

El clásico “más vale sola que mal acompañada”. A veces el éxito en una relación no es alargar la lucha hasta el agotamiento mental extremo. Hay que saber cuándo abandonar el barco. A la entidad de la pareja no le debes nada, te lo debes a ti. Si no vas a estar bien, desde luego ganas mucho perdiendo a esa persona. Jo, ¿os acordáis cuando las mujeres aguantaremos carros y carretas por el qué dirán, los hijos o porque estábamos anuladas económicamente? Pues se ha acabado.

Pero si me toca, toca, tócame

Yo decido el cuándo, el dónde y con quién

Que voy a darme a mí de una, y otra y otra vez

Lo que tanto me quité, que pa’ ti tan poco fue

Cuando hay reciprocidad, olvidate. Mucho más si tienes que hacer un sobreesfuerzo que no se valora. Valórate tú, sé tu primera en cada elección que tomes y, por supuesto, cada decisión es propia y consciente. Claro que debes elegir el cuándo, el donde y con quién. Es más, aprovecho a decir que también eliges cuándo parar (eh, Alejandro Sanz con tu letrita ultra casposa).

Y yo voy, voy, voy lista pa’ bailar

Porque tu boy, boy me has hecho rabiar

Y yo voy, voy, voy lista pa’ bailar

Y tengo claro que no me voy a fijar

En un chico malo no, no, no

Pa’ fuera lo malo no, no, no, no

No quiero nada malo no, no, no

En mi vida malo no, no, no

Rechazo a las complicaciones de la vida y, en ellas, ese ser que te amarga la existencia. Si no te hace feliz, si no te hace las cosas más fáciles, rechaza la idea de la media naranja. Este cuento de que la unidad es imprescindible no nos ha llevado más que al deseo imperioso y nada sano de tener pareja y aguantar de todo con tal de no perderla. NO.

Tú ya no estás

Dentro de mí

Se han podrido las flores aquí

Ahora ya no quiero rosas

Soy el león

Que se comió las mariposas

Somos mucho más fuertes que un instinto. Ni el deseo ni el amor pueden coartar nuestra cordura y nuestro razocinio cuando las cosas nos hacen daño. Ese mensaje de amor romántico por encima de todo contiene una toxicidad importante. Somos leonas y nos comemos las mariposas del estómago las veces que nos haga falta con tal de no estar a merced de la cultura de la mujer devota que se nos exige.

Pa mala yo.

Efectivamente, “pa’ malas” nosotras.

También te puede interesar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *