Alba Flores y la visibilidad lésbica

alba flores

Alba Flores ha demostrado ser más que la hija, nieta y sobrina de. Nos dejó anonadadas con la interpretación de Saray Vargas en Vis a vis, serie que vuelve a la carga, por cierto, así que tenemos Flores para rato (y nos encanta). Presa en una cárcel privada, gitana y lesbiana, así es Vargas. Además, enamorada hasta la médula de Rizos, otra presa de su módulo, con la que mantuvo una intensa historia de amor condenada al fracaso. Amor, pasión y malas compañías, porque a pesar de que no dudamos de su buen fondo -que lo tiene- era la mano derecha de lo peorcito de la cárcel.

Aún así, la lucha del personaje nos conmovió inmensamente. Descendiente de una familia tradicional y gitana, tuvo que salir del armario y confesarse lesbiana ante sus padre, que la pretendían casar con un hombre de cierto nivel económico para salvarse de la ruina.

Cómo no -aunque las cosas están cambiando-, la familia sintió rechazo absoluto ante la idea de que su hija fuese lesbiana. Innevitablemente y por darle más drama a la trama, tuvo que acceder a casarse con él y consumar su matrimonio en un vis a vis post nupcial.

Si algo tienen que ver Alba Flores y Saray Vargas no es que juegan con el límite de la ley a saltar a la comba, ni mucho menos. Ambas, son lesbianas.

Personalmente me emociona profundamente escribir sobre cómo una mujer lesbiana y gitana puede presentarse al mundo tal y como es, y cómo esto borra todos los estereotipos de connotación negativa que se les impone, también, por no pertenecer a lo que la normatividad occidental nos ha impuesto: blancos, heterosexuales y bajo un patriarcado.

Suponemos que por todo esto, Alba Flores recibió el premio a la visibilidad lésbica 2017 en Andalesgai y desde aquí le damos gracias y la más sincera enhorabuena.

También te puede interesar

More from Sam Martinez Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *